info@ucanca-asesores.es  -  (+34) 922 775 619

Como ya les hemos venido avisando en comunicaciones anteriores, la Administración tributaria ha encontrado un nuevo filón para revisar y practicar liquidaciones complementarias por la remuneración de los administradores de las sociedades.

Es este un asunto, ni los propios funcionarios de hacienda se ponen de acuerdo, y siempre seguirán el criterio que más les beneficie a ellos según cada caso. Por eso se supone que mas pronto o mas tarde se elaborará alguna norma que clarifique criterios.

No obstante, y dado que estas revisiones pueden suponer liquidaciones de mucho dinero e incluso sanciones graves intentamos que cada uno de nuestros clientes y colaboradores analice su situación, para discutirla después con esta asesoría a fin de valorar posibles alternativas.

Van aquí unas cuantas pinceladas del problema:

1) Si es usted administrador de una sociedad que en sus estatutos dice que "el cargo de administrador NO es remunerado" (es decir que no cobra por ser administrador) está claro que si cobra por este concepto, esas cantidades no pueden considerarse gasto de deducible.

Ademas, esas cantidades cobradas estarían sujetas a una retención del 42% que la sociedad le descontaría del sueldo para ingresarlas trimestralmente en el modelo 111.

2) Si en el caso anterior, efectivamente usted NO cobra como administrador pero SI cobra como trabajador, fijese siempre que en su nómina no ponga que su cargo es gerente, consejero ni ningun cargo directivo. Su nomina puede poner que es usted chofer, camarero, dependiente, asesor fiscal, contable, comercial, etc... pero siempre evite que la nomina sugiera que usted dirige la empresa.

En este caso (SI cobra como trabajador), tiene usted que poder demostrar, si tiene una inspección, que efectivamente trabaja en su negocio (no solo firma los cheques y hace las transferencias o contrata al personal, sino que si es una empresa de transporte usted conduce tambien, si es un restaurante usted atiende a los clientes detras de la barra, si es una empresa de diseño usted firma sus proyectos, etc...). Como se supone unidad de vinculo entre el administrador y la sociedad, solo puede usted tributar por un concepto (bien como administrador o bien como trabajador) y en este caso tributaria como trabajador, es decir "rendimientos del trabajo".

Poder demostrar que es trabajador antes que administrador y que es correcto declarar como rendimientos del trabajo, es muy importante, porque como hemos dicho antes, las retenciones al sueldo como administrador son del 42% (casi la mitad del salario).

Tenemos que tener en cuenta que si declaramos "rendimientos del trabajo" solo podemos deducirnos en nuestra declaración de renta, el seguro autónomo y poco más.

3.- Si usted trabaja para la sociedad, pero usted es mecánico y pone sus herramientas (no las de la sociedad) o es chófer y conduce un camion que es suyo (no de la sociedad), es decir que usted organiza sus medios de producción, entonces no hablariamos de "rendimientos del trabajo" sino "rendimientos de actividad economica", es decir sería usted un autónomo que presta servicios a una sociedad en la que participa.

En este caso, en nuestra declaración de renta podemos deducirnos no solo el autónomo, sino también todos los gastos necesarios para obtener esos ingresos. Tendríamos que hacer una factura a la sociedad (por ejemplo mensualmente) describiendo los trabajos realizados.

En este caso, si tuviéramos una inspección y no pudiéramos demostrar que utilizamos nuestros propios medios de producción, hacienda nos reclasificaría como "rendimientos del trabajo" y nos quitaría todos los gastos que nos hayamos deducido a excepción del seguro autónomo. Girando así una liquidación complementaria.

RESUMEN: 1)Si en sus estatutos dice que el cargo de administrador NO es remunerado usted tiene que declarar como "rendimientos del trabajo" con una nomina donde se refleje su catergoria profesional como si fuera un empleado de la empresa, siempre que en su trabajo utilice los medios de la empresa. 2)Si utiliza usted sus propios medios, tiene que declarar como "actividad economica" dandose de alta como autonomo, y presentando las declaraciones trimestrales que le corresponda. 3) Por el contrario si sus estatutos dicen que el cargo de administrador SI es remunerado, todos sus ingresos estarán sujetos a la retencion del 42%.

Pero Hacienda no se detiene aquí. Existe un problema mucho más importante, si cabe, en la relación entre el socio y la empresa y este es el de la VINCULACION. Hacienda considera que las operaciones entre el socio y la sociedad son "operaciones vinculadas" y por tanto hay que valorarlas a precios de mercado. Es decir, una sociedad no puede facturar por ejemplo, 5.000 € por un servicio a un cliente y sus socios cobrar 1.000 € cada uno sin apenas otros gastos. Los socios tienen que cobrar como sueldo (como mínimo) el 85% del beneficio de la empresa (antes de descontar ese sueldo de los socios) En caso contrario, hacienda podrá practicar una liquidación complementaria e imputar como sueldo del socio el 100% de ese beneficio. En este caso, Hacienda practicaría unos ajustes al resultado de la sociedad, imputando al socio los ingresos porque considera que lo que el socio intenta es beneficiarse de la menor carga fiscal de la sociedad. Si los socios cobran como sueldo ese 85%, Hacienda no puede entrar a practicar liquidación complementaria por ese motivo.

Esto es especialmente gravoso cuando la sociedad no tiene más empleados que los socios, porque se pregunta: ¿porque se crea la sociedad? ¿ese trabajo no se podía haber hecho igualmente como autonomos? ¿cual es el valor que añade la sociedad? Si los socios realizan un trabajo para la sociedad y ese trabajo se factura a 5000 € ¿porque el socio que lo ha hecho cobra 1000 €? Conclusion de hacienda: la sociedad le sirve para tributar menos por impuesto sobre la renta. Así que realiza una complementaria, realiza unos ajustes e imputa al socio los ingresos como si él los hubiera facturado.

Recientemente han hecho esto con los médicos que prestaban servicios a un famoso hospital privado en Tenerife, a través de sociedades de ests médicos, no personalmente. Les ha imputado a ellos los ingresos facturados a la clínica por la sociedad, pero no les descuenta los gastos porque su relación con la sociedad era de trabajador y tributaban por "rendimientos del trabajo" y como ya dijimos en este sistema solo se acepta como gasto el seguro autónomo.

RESUMEN: el socio debe percibir (sea nómina o sea factura) como mínimo el 85% del beneficio de la sociedad.

La relación entre el socio y la sociedad se complica cuando las cuentas de la sociedad y el socio se mezclan, con cargos personales en las cuentas bancarias de la sociedad, y con ingresos de clientes de la sociedad en las cuentas del socio. También cuando el socio no puede demostrar como ha cobrado sus nominas o sus facturas. Hacienda podría considerar aquí una falsedad de esas facturas o supuestos gastos de la sociedad, y falsedad tambien de la relación socio-sociedad, practicando liquidacion complementaria al socio y a la sociedad con sanciones que pueden llegar al 150% de los ingresos de la sociedad que se imputarían al socio, MAS sanción del 150% a la sociedad del importe del gasto irreal (factura del socio a la sociedad)....UNA RUINA TOTAL. Esto lo miran especialmente cuando el socio es un autonomo en Modulos y tiene a su vez una sociedad que se dedica al mismo tipo de negocios. Tambien lo miran mucho en las sociedades de profesionales (abogados, arquitectos, médicos, etc...)

Por último comentar otro punto que están revisando es lo que denominamos en la contabilidad la "cuenta con socios y administradores". En esa cuenta se reflejan las cantidades que los socios prestan a la sociedad o las cantidades que un socio saca de la sociedad y por tanto se lo debe a esta última. Estos movimientos de dinero de la sociedad o del socio, se supone que son puntuales y que se deben cancelar en menos de un año. Si Hacienda detecta que la sociedad presta constantemente dinero a un socio y este no lo devuelve, puede considerar que es sueldo encubierto, o bien que son dividendos encubiertos. En cualquiera de las dos opciones, girará una liquidación con sanción al socio, que no ha declarado esos ingresos.
El caso de que sea la sociedad la que deba dinero al socio, si ésta no lo devuelve, podría considerarlo una donación (ingreso fiscal sujeto al tributo)

Por favor, lean atentamente estas notas, y si considera que está en alguna de estas situaciones o desea discutirlas, comentarlas o aclararlas, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Un saludo

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.